Antifragilidad: La confluencia de las especies

Paradise on Coctel

Veo
1
par
de elefantes
allá…

confluyendo cerca del sol.
(Ké es eso?)

Mejor vamos allá…

Al huracán.

Estrellas de ñus en las pestañas.

La
estampida,

sinapsis pluriepicéntrica
subiendo
por la escala de Richter…

A la lluvia.

Cebras que se quitan las pijamas…
en las tardes a rayas.

A la teluria.

Leona.
León.

Azules,
de dientes y garras para adentro

de todos nuestros movimientos
felinos…

Deconstrucción,
(?)
cuando estamos en la sabana…

Jirafa para tu estepa…
Antílope para mi jirafa…

Azules,
entrando y dejándose entrar…
y saliendo.

Oasis.

Confluyen todas las especies.

Salvajes
que se
irreversan
en
cada ciclo
de la
naturaleza
.

Más cerca,
más cíclics,
más fuertes…

Antifragilidad: La confluencia de las especies

Tú!

Hacia la postoccidentalidad señalan
los vientos,

allá estamos iendo
con el Para…, Para…, Paradise
en el pulso,

de nuestro ritmo.

Al nuevo sur,
a la inmortalidad,
a la existencia,
al lugar,

al huracán,

a todos los terremotos,
a todos…!

A la confluencia,
a la colisión de los espíritus
a nosotrs misms,
amantes de nosotrs misms,

al agua sedienta de todos los
azules y los
rojos:

a los profundos, los corazones;

a los hiperoceánicos, a la electricidad fluyendo a través de nuestras soul sisters;
y a la ola
que busca en la playa,

la resurrección.

Al nuevo sur,
a la felicidad,

a la libertad que también se va pintando en las paredes…

a la exaltación,
a todo!

Contra el miedo,
rebatido con rebeldía
cada vez que el sol se levanta.

Contra el deber,
con el cinismo más tierno,

con la desobediencia capital
más sin-vergüenza
y honesta

que podemos ir siendo.

Contra el tiempo,
ese que “corre
porque es 1 cobarde”.

Contra el lenguaje,
contra la contracontracultura,
que es prestada,

que la estamos devolviendo
1 poco deconstruida
sin el permiso de nadie.

Disculpen no más sus majestades…
Bienvenids al nuevo imperio del sentido.

El mapa,

como está estando,
puede quedarse en nuestras manos y conciencias
de cabeza,
si nos da la gana.

La historia,
puede estarse iendo a…

…a dónde deba,
porque no tiene otro lugar a dónde ir.

Quién ya no va siendo occidental por definición
epistemológico-geográfica?

Tú!
Primavera de mi estando contigo.

Yo!
Que también
te estoy primaverando

desde adentro
con todas las ganas…

Nosotrs!
La persona correcta,

tú y tu yo interior con mi yo y mi tú interior:

“sintiendo,

estando,

siendo”,

en esta
noche de miel paracaída
rendida en mis brazos rendido en los tuyos,

que estamos muriendo 1 sola vez
todas las muchas veces que estamos muriendo…,

en esta
exaltante y maravillosa
balada romántica:

la síntesis.

De todas las estrellas!

Tú!