Don’t you know?

Anuncios
Vídeo

Fusión

Aquí duerme el corazón,
dentro de la nuez.

Lo que sentimos
está fusionado con cada idea.

La emocionalidad
es 1 piscina de letras.

Busca
en lo profundo de la noche
el instinto.

Encuentra
ocultos
tus deseos más verdaderos…

Somos salvajes,
no nos domamos
«a este siglo».

Siente
el motor
llamándote desde la sombra de esta gran noche
que fue y todavía es
tu vida
vieja
sin
el más mínimo nuevo.

1
regalo:
la conciencia.

Fusión

This Is War!

El amor es
1 declaración de guerra.

Que no nos deje vivir o morir
en paz!

Con las nuevas herramientas de este siglo

reclutaremos 1 ejército de imbéciles,
1 banda de hermans,

golpearemos la puerta del infierno
con 1 bomba nuclear!

No iremos a trabajar todos los días
como buens ciudadans,

hasta que alguien nos muera
o terminemos
auto-matándonos.

No!

El amor es guerra,

Mi corazón es la guerra!

This Is War!

Desaprender

“Si un soldado rodeado de enemigos ha de sacrificar su escape,
debe combinar un fuerte deseo de vivir con
una despreocupación por la muerte.

No solo debe estar aferrado a la vida,
porque entonces será un cobarde, y no escapará.

No solo debe esperar la muerte,
porque entonces será un suicida, y no escapará.

Puede buscar su vida en un espíritu
de furiosa indiferencia ante ella.

Puede anhelar la vida como el agua y, sin embargo,
beber la muerte como el vino.”

G.K. Chesterton

Tomará tiempo
renunciar al tiempo,

qué contradicción en términos!
Esta piedra absurda que nos ha tocado vivir…

Qué me importa!
Le sacaré la lengua a la historia,
le haré 1 mueca a la paradoja,

y le robaré 1 flor
al arreglo de la mesa,

y me iré contigo.
Pase lo que pase
o lo que no.

Desaprender

Leviatán

Leviatán en gótico

1 monstruo nos espera,
al final del túnel:

Caeremos
inevitablemente

pero con todas nuestras armas.

Es territorio hostil,
además nos supera en tamaño

pero somos muy ágiles.

Tiene la ventaja casi-infinita
de número
y el reloj está de su lado,

pero hasta donde sé
las matemáticas están del nuestro.

La geografía hace la historia.

Y no es más fuerte
ni más bello
que nuestros deseos más verdaderos.

Y aún si,
de todas maneras,
no podríamos ganarle:

“Aguarda la muerte”,
(pero la muerte no existe!)
qué estamos esperando!?

Leviatán